top of page

Lavando tus frutas y vegetales - ¿Cuál es la mejor opción?

Realmente, con todo lo que está pasando en el mundo, a veces se siente que es un momento aterrador para comer una ensalada, porque el Coronavirus está presente hasta en la lechuga.


Si el brote de COVID-19 te tiene preocupándote por tus hábitos de lavado de frutas y vegetales, no estás solo. Hoy te traigo los métodos más comunes y efectivos para garantizar un poquito de paz mental, con algo que sí podemos controlar.



Entonces, todos sabemos que podemos lavar las frutas y verduras en agua, frotarlas con un paño o remojarlas en una solución de limpieza como vinagre, sal o bicarbonato de sodio, pero ¿qué es lo que realmente funciona?


AGUA:

Lo malo: Un estudio reciente descubrió que enjuagar o sumergir vegetales de hoja en agua no reduce significativamente la carga de bacterias. Además, si deseas que tus productos frescos no contengan tampoco químicos, tomará un poco más de trabajo que simplemente ponerlos bajo el agua.

Los pesticidas y fungicidas están diseñados para mantenerse, incluso en condiciones climáticas adversas, por lo que, si deseas que tus vegetales estén libres de químicos, necesitas más que agua.


Lo bueno: A pesar de que el agua no puede eliminar bacterias como E. coli, igual hay razones convincentes para limpiar las frutas y vegetales, así sean de hojas (como las lechugas), con agua.

  • Los productos frescos se venden al aire libre donde cualquiera puede manejarlos, y provienen del suelo, por lo que podría haber suciedad intrínseca.

  • Además, podrían estar en contacto con patógenos de los dedos de otros compradores.

  • Otra cosa positiva, el lavado de frutas y verduras con agua corriente es bueno para al menos reducir la cantidad de pesticidas.


Un estudio encontró que los residuos de pesticidas se redujeron en 9 de los 12 pesticidas probados cuando los productos se lavaron con agua corriente. Además, al analizar las 196 muestras de lechuga, fresas y tomates, se descubrió que la acción de frotar la fruta sumado al agua corriente fue lo que ayudó a eliminar los pesticidas de estos productos específicos.

Por supuesto, el manejo difiere un poco de un producto a otro. Algo así como una manzana o pera con una superficie exterior lisa, puedes frotarla mientras la enjuagas, pero es imposible frotar una frambuesa y aun así terminar con una frambuesa. Con estos alimentos delicados, un buen enjuague justo antes de comer es mejor.


Así que…

Un simple enjuague y, cuando sea posible, frotar y secar las frutas y verduras suele ser un método de limpieza efectivo.


Y pendiente, esa parte de "justo antes de comer" es importante. La humedad puede estimular el crecimiento bacteriano. Así que no quieres lavar nada hasta que estés listo para comerlo o cocinarlo.

Además, asegúrate de que tus manos, colador, contenedor para ensaladas y cualquier otra cosa que uses para enjuagar o preparar tus productos estén limpios. Si no tomas estas precauciones, es probable que extiendas algo sobre tus vegetales cuando los laves.

Es por eso que también te recomiendo que sigas las instrucciones de la FDA de no lavar las verduras en bolsas que ya vienen pre-lavadas. Es más probable que desesterilices estos productos en lugar de limpiarlos más.




SAL Y VINAGRE

El vinagre o ácido acético es seguro para usar como remedio casero para limpiar, desinfectar o esterilizar la superficie de una variedad de frutas y verduras frescas. Sin embargo, el alcance y la eficacia del saneamiento mediante el uso de vinagre dependerá de la naturaleza de los agentes causantes de enfermedades.


En otras palabras, los hongos y las bacterias pueden eliminarse efectivamente de estos productos frescos mediante el uso de vinagre, pero la efectividad del vinagre dependerá de qué bacteria y/u hongo esté (o se sospeche que está) en la fruta o verdura, de la concentración del vinagre, de la temperatura del agua y de la cantidad de tiempo que el producto está expuesto al vinagre.


Hay un estudio publicado, donde las verduras se remojaron en vinagre durante 20 minutos y también en una solución de sal y agua para eliminar los pesticidas clorpirifos, DDT, cipermetrina y clorotalonil.

Ambos métodos funcionaron bien. El vinagre eliminó efectivamente los pesticidas, pero dejó un residuo que afectó el sabor. Una solución de agua salada al 10 por ciento también funcionó muy bien, pero el método más efectivo todavía parece ser una solución de bicarbonato de sodio.


Entonces, si decides usar vinagre, calcula una solución que contenga tres partes de agua y una parte de vinagre y así será más efectivo para eliminar las bacterias.


Y recuerda que un remojo en vinagre no extenderá la vida útil de las frutas y vegetales. Sólo funciona para desinfectar y eliminar algunos pesticidas.




BICARBONATO DE SODIO:

En un estudio reciente, científicos rociaron manzanas con tiabendazol, un fungicida y fosmet, un insecticida, ambos utilizados de manera generalizada en la industria agrícola. Luego lavaron las manzanas en agua, una solución de lejía (cloro) y una solución de agua con bicarbonato de sodio.


En los resultados se demostró que sumergir las manzanas en una solución de bicarbonato de sodio durante dos minutos, eliminó más pesticidas que un remojo de dos minutos en la solución de cloro o dos minutos de enjuague en agua corriente. Pero al final tomó de 12 a 15 minutos en el bicarbonato de sodio para deshacerse por completo de los pesticidas utilizados en este estudio.


La técnica del bicarbonato de sodio funciona cuando se mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio en dos tazas de agua y luego se deja en remojo durante 15 minutos.


Ahora, recuerda que..

Si bien este estudio solo usó dos pesticidas, la industria agrícola tiene acceso a muchos más químicos que pueden penetrar en la piel. Eso significa que la única forma real de garantizar que tus frutas y vegetales no contenga químicos es pelarlo (reduciendo la ingesta de fibra y nutrientes) o escoger productos orgánicos.

Si quieres conocer los beneficios de comprar orgánico, lee este artículo que escribí, donde te dejo toda la información.




Respecto a el jabón, detergente o soluciones con cloro

Muchos tipos de frutas y vegetales son porosos y podrían absorber estos químicos, impactando su seguridad y sabor. Y yo no se ustedes, pero en lo personal no me siento NADA cómoda arriesgándome a introducir esos químicos en mi cuerpo o el de mi familia.


Los enjuagues químicos y los productos que venden especialmente diseñados para “desinfectar alimentos”, a menudo se anuncian como la mejor manera de mantener las frutas y verduras frescas y seguras en el hogar. Sin embargo, son incluso menos efectivos que un simple enjuague con agua para eliminar bacterias y pesticidas, según este otro estudio. Así la FDA desaconseja su uso porque la seguridad de sus residuos no han sido evaluados y su efectividad no ha sido probada ni estandarizada.



Por último te dejo estas recomendaciones, que la FDA aconseja a la hora de lavar tus alimentos:

  • Lávate las manos durante 20 segundos con agua tibia y jabón antes y después de preparar productos frescos.

  • Si se producen daños o golpes en la fruta o vegetal antes de comer o manipular, corta las áreas dañadas o magulladas antes de prepararlo o comer.

  • Enjuaga el producto ANTES de pelarlo, de modo que la suciedad y las bacterias no se transfieran del cuchillo a la fruta o verdura.

  • Frota suavemente el producto mientras lo sostienes bajo agua corriente. No hay necesidad de usar jabón ni productos para lavar.

  • Usa un cepillo limpio para fregar productos firmes, como melones y pepinos.

  • Seca el producto fresco con un paño limpio o una toalla de papel para reducir aún más las bacterias que puedan estar presentes.

  • Retira las hojas más externas de una cabeza de lechuga o repollo.

¿Y tú qué opinas?

Cuéntame cómo lavas tus alimentos antes de consumirlos, y si te sirvió este artículo déjame saber en los comentarios o en Instagram con el hashtag #AriAlNatural.

Con cariño siempre, Ari.

880 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page